Queremos tanto a Lennon

Estatua de Lennon en La Habana

Estatua de Lennon en La Habana (foto A.F)

Un sitio de culto. Ofrendas florales, ingenuos y conmovedores mensajes manuscritos que se depositan a sus pies, jóvenes que van acompañados de guitarras a cantarle sus propias canciones al ídolo, padres e hijos que acuden en oleadas a retratarse, parejas que se citan allí, turistas a razón de cientos por día, custodios que impiden «excesivas» muestras de afecto…

Es lo que se mueve en torno a la estatua en bronce de John Lennon en La Habana, situada en el parque de 17 y 8, en el céntrico barrio de El Vedado, desde diciembre del año 2000.

A tamaño natural, cómodamente sentado en un banco al que cobijan frondosos y antañones laureles, el más influyente compositor del pasado siglo mira lánguidamente a la eternidad, en un sitio que el fervor de sus seguidores arrancó para él al gobierno de la ciudad.

Desde entonces el bautizado Parque Lennon devino obligado punto de encuentro para varias generaciones de cubanos que tienen como único denominador común la beatlemanía, es decir, la admiración sin límites por la música de los «inquietos chicos de Liverpool».

Entre 1964 y 1966 The Beatles padecieron una férrea censura en la isla, pues el hasta hoy gobernante Partido Comunista consideraba que eran expresión de la cultura «del enemigo», y que su influencia sería nociva en la formación de aquel «hombre nuevo» que el país se empeñaba en construir. En el acto en que se develó la escultura de Lennon, realizada por el cubano José Villa, Fidel Castro confesó a la prensa que «hay reivindicaciones que son muy justas».

A los pies del Beatle de La Habana puede leerse una inscripción. Se trata de un fragmento de «Imagine»: «you may say I am a dreamer, but I am not the only one»[i]. Justamente sobre esas letras doradas los transeúntes colocan sus peticiones y ofrendas. Son los cubanos que, a pesar del fatigoso malabarismo cotidiano, de las inclemencias históricas y la larguísima espera de la llegada del futuro prometido, no han perdido la capacidad de soñar.

 

Sobre el Autor

Alex Fleites (Caracas, 1954). Ciudadano Cubano. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana. Poeta, narrador, curador de arte, periodista y editor de revistas culturales. Su obra ha sido parcialmente traducida a numerosos idiomas.
Autor de guías culturales de Cuba:
Sentieri di Cuba. Viaggio nella cultura, nelle tradizione, nei personaggi
Alex Fleites/ Leonardo Padura . Patriche Editrice. Italia, 1998

Cultura Cuba. Viaggio nell’ identita di un’ isola
Alex Fleites/ Aldo Garzia. Teti Editore. Italia, 1997

Comentarios

  1. Excellent web site you’ve got here.. It’s hard to find high-quality
    writing like yours these days. I honestly appreciate individuals like you!

    Take care!!

  2. grace dice

    It’s great to know that Lennon has a following in Cuba. The statue invites one to sit beside him and dream along.

  3. Hola, A! I was finally able to access the website of HavanaXperience where your blog is published. It is a visually interesting site which offers very good information on travel in Cuba, and of course important «insider» information on culture and the arts.

    I enjoyed reading this blogpost on John Lennon’s statue in the park. «Imagine all the people/ Living for today…Imagine all the people/ Sharing all the world!» Indeed, I am among the dreamers.

    and will share it with friends.

    Thanks for telling me about it.

    • Gracias, Marj, por tus alentadoras palabras. Acá, en La Habana, también John Lennon espera por una multitud de soñadores. A ver cuándo navegas de una isla a la otra.

Opina

*